martes, 11 de octubre de 2011

Soneto CL: aunque amo aquello que otros aborrecen

El poeta sigue debatiéndose en su fuero interno por los sentimientos encontrados hacia su amada.

                     Soneto CL
¡Oh! ¿De dónde procede tu poderosa fuerza

que, con todos sus defectos, controla mi corazón?
Esa que me hace mentirle a mi verdadera visión
y jurar que la luminosidad no decora el día.
¿De dónde extraes esa capacidad maligna
que hace que tus hechos más abyectos
tengan tal fuerza y probada habilidad
de forma que, en mi mente, lo peor exceda a todo lo mejor?
¿Quién te enseñó a conseguir que te ame cada vez más
cuanto más veo y oigo motivos para odiarte?
Oh, aunque amo aquello que otros aborrecen
junto a otros no debieras aborrecer mi situación:
si tu escasa valía despertó mi amor por ti
más merecedor soy yo de tu amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada