miércoles, 24 de agosto de 2011

Soneto CXVII: haber olvidado visitar a tu dulce amor

Este soneto inicia una secuencia que acaba en el 121 en la que el poeta parece defenderse de las acusaciones de infidelidad del joven, tal y como en ciclos anteriores era este último al que se apuntaba como infiel. Algunos expertos sugieren que dada la proximidad con la sección de poemas dedicados a la dama oscura, puede que en este momento Shakespeare ya hubiese iniciado una relación con una mujer paralelamente a la que llevaba con el efebo.

                            Soneto CXVII
Puedes acusarme de lo siguiente: de haber sido descuidado,
en vez de devolver la ofrenda de tus virtudes,
de haber olvidado visitar a tu dulce amor,
aquel al que todos los lazos me atan día tras día;
de frecuentar a mentes desconocidas
y malgastar el tiempo al que tú justamente tienes derecho;
de desplegar las velas a todos los vientos
que me transportan lejos de tu presencia.
Anota tanto mi empecinamiento como mis errores
y continúa acumulando pruebas evidentes en tu acusación;
apunta hacia mí tu desdén pero
no dispares con tu odio encendido;
pues mi defensa se basa en que me esforcé por probar
la constancia y virtud de tu amor por mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada