miércoles, 22 de junio de 2011

Soneto CX: las peores relaciones han demostrado que eres mi mejor amor

Continúa el tema del soneto anterior, el de la posible infidelidad de Shakespeare y el retorno a su verdadero amor. Algunos comentaristas ven una alusión velada a su condición de actor, una profesión de poca reputación en la época isabelina, y su deseo de haber nacido de mejor cuna. A pesar de ser protegido por reyes y nobles, el teatro era considerada una actividad pecaminosa en la época isabelina, hasta el punto de que los teatros se ubicaban a las afueras de Londres, en la orilla sur del Támesis, junto con las tabernas y prostíbulos.

                                 Soneto CX
Ay, es verdad, he estado aquí y allá
y me he convertido en un payaso a los ojos de la gente;
he masacrado mis propios pensamientos, malvendido lo más preciado,
he creado las ofensas habituales de los nuevos afectos:
bien es verdad que he contemplado la sinceridad
con extrañeza y desaprobación, pero, por todo lo sagrado,
estas huidas renovaron la juventud de mi corazón
y las peores relaciones han demostrado que eres mi mejor amor.
Ahora que todo ha acabado, toma lo que no tiene fin:
ya nunca jamás afilaré mi apetito
con una experiencia nueva para probar a mi más antiguo amigo,
un dios en el amor, que me tiene confinado.
Dame entonces la bienvenida, tú lo mejor después del cielo,
incluso hasta tu puro y muy muy amado pecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada