lunes, 7 de marzo de 2011

Soneto LV: ni los dorados monumentos de los príncipes sobrevivirán

Ya hemos visto sonetos que como éste defienden el poder de la palabra escrita para que la belleza del joven supere la muerte y el paso del tiempo. Aunque en otras piezas Shakespeare se muestra humilde, en este tipo de poemas se puede ver lo seguro que estaba de la calidad de su pluma y la magnitud de su obra.

                        Soneto LV
Ni el mármol, ni los dorados monumentos
de los príncipes sobrevivirán a esta poderosa rima;
pero tú brillarás con más fuerza en estos versos
que la piedra abandonada, ensuciada por el lascivo tiempo.
Cuando la guerra devastadora las estatuas vuelque,
y los tumultos socaven los trabajos de construcción,
ni la espada de Marte, ni el vivo fuego de la guerra,
quemarán el registro vivo de tu memoria.
Frente a la muerte y la enemistad del olvido
tu avanzarás; tu alabanza encontrará aún lugar
incluso a los ojos de toda posteridad
que conduce este mundo hacia el destino último.
Así que, hasta el juicio final que te levante,
vives en esto y habitas en los ojos de los amantes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada